U2 – Elevation Tour 2001: Back to Basics – Phoenix, AZ

Acabo de llegar del America West Arena. Tengo a mi costado un mouse pad con un tremendo corazón que dice U2 – Elevation Tour. También tengo un lindo polo, un llavero y un póster con el mismo motivo. En fin, cosas materiales hechas especialmente para hacerme recordar por siempre la espectacular entrega, emoción y magia que supieron dar esos 4 supra-humanos que se hacen llamar U2.

La odisea comenzó a las 3pm, hora en que terminaron las clases de SMM. Corrimos a los dorms a dormir un rato para llegar despejados al estadio, pues estábamos de amanecida, y dormimos hasta las 6:20pm, dado que debíamos tomar la red-line que pasaba a las 6:40pm.

El bus se demoró, por lo que llegamos al estadio a un cuarto para las ocho. Había un poco de cola para entrar y al momento de ingresar, PJ Harvey cantaba C’mon Billy. Me apuré en llegar a mi sitio, pero no alcancé a oír bien esa canción. Polly-Jean luego cantó muy sensualmente Down in the water, para luego explotar y cantar con mucha energía Big Exit. La siguiente canción fue Naked Cousin, la cual cerró su participación y las luces se encendieron nuevamente. Los 20 minutos que vi a PJ Harvey, la noté muy enérgica, con mucha vitalidad y con mucha calidad. Me hubiera gustado mucho oírla más.

Con las luces ya prendidas, me di cuenta que el estadio todavía no estaba lleno. Aproveché para ir a comprar, con un amigo, una cerveza y un sándwich, mientras en el escenario muchas personas trepaban hacia las luces como si fueran trapacistas. Eran los “light-drivers”, según me comentó mi vecino de silla. Música de Radiohead sonaba en el fondo.

Escenario

El America West Arena es un coliseo de baloncesto, por lo que de primera instancia pensé que no se podría adecuar a un concierto de U2. La banda ha hecho muchos conciertos en Phoenix, en el estadio de los ASU Sun Devils, incluyendo el concierto inicial y final del Joshua Tree Tour, siendo parte del album Rattle & Hum, por lo que todo el mundo se preguntaba él porque de hacerlo en un coliseo “pequeño”(?) y cerrado.

La Elevation Tour fue distinta a todas las otras tours. U2 quería algo más íntimo, quería regresar a sus raíces, a sus discos iniciales y eso se refleja en su último disco, en la locación del concierto y en el hecho de no incluir ninguna canción ni del Zooropa (salvo Stay) ni del POP (Bueno, tampoco del October, lo cual lamento mucho) en el repertorio del concierto.

El “íntimo” escenario fue uno plano, con pasadizos por encima de la gente en forma de un corazón inmenso circundado por luces. Los 360 grados del estadio estaban poblados, con la banda casi unida al público; una especie de The Beatles en Hey Jude. Estos pasadizos fueron muy utilizados por los miembros de la banda durante el transcurso del concierto y fueron objeto de varios efectos especiales.

Elevation

De pronto, la música de Radiohead fue interrumpida, y se comenzaron a escuchar las tonadas iniciales de la canción “Elevation”. Aparecieron entonces, casi por en medio del público, cuatro individuos irlandeses vestidos de diferentes colores. El líder de negro con un sombrero cowboy. El guitarrista vestido con blue-jeans y un polo naranja con el número 3, el bajista, muy extravagante, de verde y el baterista con un polo muy pegado celeste.

Las luces nunca se apagaron, U2 apareció como “Pedro por su casa”, sin avisar. El estadio comenzó a rugir, mientras los cuatro seres trepaban al escenario, tomaban sus instrumentos y empalmaban una extraordinaria versión en vivo de Elevation, con la versión grabada que tocaba el disco mientras entraban y subían al escenario. Las luces permanecieron prendidas, inmóviles en el transcurso de toda esa canción.

Beautiful Day

Ahora si, las luces se apagaron y comenzaron los efectos visuales. Inmediatamente después tocaron Beautiful Day, el gran último hit, que hizo delirar a toda la multitud congregada.

Until the end of the world

El escenario se puso todo de color azul metálico, y el inmenso corazón, rojo. Me gustó mucho la versión de esta canción en vivo. No le había prestado mucha atención en el Achtung Baby, pero transmite un sentimiento de nostalgia único.

Sunday Bloody Sunday / Get up, stand up

La versión de Sunday Bloody Sunday, fue realmente espectacular. Al final de la canción, ésta fue empalmada con Get up, Stand Up, como un homenaje a Bob Marley. El juego de luces, fuegos artificales y los tvs?, aunados a la entrega de Bono y The Edge hicieron que el estadio entero se ponga de pie a aplaudir y gritar.

Kite

Bono saludó a la audiencia y emitió algunos relatos sobre paz y las malas personas. Luego llegó Kite, introducida por The Edge como una canción nueva. Muy sencilla, tocada en acústico por Bono y The Edge solos en la punta del corazón, en el medio del estadio. Linda canción, muy dulce.

I Will Follow

Le toco el turno luego a la extraordinaria I Will Follow. Sencillamente yo no sabía que hacer. Estaba totalmente inquieto en mi sillón. Me he debido parar y sentar por lo menos ocho veces durante esta canción. Me emocioné mucho con la que yo considero una de las mejores canciones que existen.

Where the streets have no name

Después de una introducción de los miembros de la banda (Larry Mullen como “el primer manager de la banda”, The Edge como “el guitarrista…hasta su mamá lo llama The Edge”), las guitarras y tambores de la popular “Streets” hicieron que mi corazón casi se salga de mi cuerpo. Bono tuvo una entrega total en esta canción, ”I wanna run…I want to hide…”, corriendo a toda velocidad por todo el corazón y llegando hasta el otro lado del estadio para seguir el coro. Una de las mejores performance del concierto.”…I wanna stay…down in a DESERT place…where the streets have no name..!”

New Year’s Day

Durante New Year’s Day, bajaron del techo una especie de cortinas transparentes que tapaban el corazón, y que proyectaban sombras de la banda. Esas cortinas estuvieron presentes en otras varias canciones cortas. La canción salió muy bonita.

In a Little White

Una nueva canción, la cual no había escuchado mucho, pero que Bono la introdujo como una excelente canción. No se equivocó.

Bullet the Blue Sky

Mensajes en las TVs, dando un pequeño respiro a la banda, introdujeron el tema social de Bullet the Blue Sky. La mejor de canción del Joshua Tree era plato fijo del concierto y Bono sacó lustre al micrófono reproduciendo una versión de “Bullet” para la historia.

Stuck in a moment

Había escuchado Stuck in a moment algunas veces, pero ahora estoy convencido que es la mejor canción del nuevo disco. La performance fue muy profesional, una canción compuesta e interpretada por músicos con mucha experiencia y mucho talento.<

Bad

Bad fue, de hecho, la melodía más larga del show y la más floja. Me gusta muchísimo más la versión original.

New York

No muy buena. Otra floja.

The Fly

The Fly fue una locura total. Fuegos artificiales, luces, movimiento, dinamismo, locura. Bono y The Edge dieron gran entrega. Casi al final, Bono se llegó a caer del escenario, por lo que hubo una pausa para que regrese el susodicho, aunque siguió cantando. Nada grave.

Stay

Stay fue muy emotiva, dado que Bono cambió algunas letras de la canción por alabanzas a personajes locales y a Arizona. Magnífica canción. La gente prendió luces con encendedores para hacer olas, pero como el estadio es cerrado, comenzó a oler a quemado.

Mysterious Ways

Las sombras de mujeres en los TVs propiciaron que Bono se acerque a uno de ellos y comienze a bailar, tipo flamenco, con una de ellas. Bono se echó encima de uno de los TVs para terminar la canción.

With or without you

Extraordinaria. Me dejó sin palabras.

Pride (in the name of love)

La versión de Pride es definitivamente lo primero que recordaré de este concierto. La magnitud, la glorificación de esta canción debió hacer delirar hasta a los astronautas de la estación MIR. Nunca vi ni oí algo parecido, y creo que nunca lo veré ni oiré. La banda se entregó al máximo, emocionando a propios y extraños.

Pride fue la canción que cerró el concierto. La gente no se quiso ir, por lo que la banda regreso para interpretar dos canciones más:

I remember you / One

La versión de I remember you, empalmada con One fue, literalmente, para llorar. Muy, pero muy, pero muy bonita.

Walk On

Walk On cerró, ahora sí, el concierto, dejándonos con un fresco viento de libertad, paz, vida, profesionalismo y felicidad.

El recital de los U2 fue fenomenal y lo más resaltante de esta espectacular noche fue la completa entrega y dedicación que pueden tener algunas personas hacia lo que hacen. Se nota a leguas que a Bono le apasiona cantar y que le apasionan sus canciones. La entrega fue total para que el concierto salga mil veces mejor de lo esperado. El juego de luces y el show en si, si bien mostraron mucha humildad, fueron de alta calidad. Recién ahora me doy cuenta exactamente porque U2 es considerada la mejor banda del mundo.

JC Magot 2001

Deja un comentario

Archivado bajo crónicas, U2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s